viernes, 7 de agosto de 2009

Una mujer empotra su coche contra un puesto de la Policía de Tráfico en Moscú por una mala indicación de su GPS

Título: Una mujer empotra su coche contra un puesto de la Policía de Tráfico en Moscú por una mala indicación de su GPS
Protagonistas: Un vengativo GPS descendiente directo de HAL9000 y una crédula señora rusa

Noticia:

Moscú.- Una mujer se empotró contra un puesto de la Policía de Tráfico en pleno centro de Moscú al seguir las instrucciones de su navegador y realizar un giro donde no había desvío, informó hoy el diario digital NEWSru.com.

"La conductora, siguiendo las instrucciones de su navegador, giró inesperadamente desde el tercer carril hacia la izquierda, en un punto en el que no había desvío", precisó un portavoz del departamento del Interior de la capital rusa.

Agregó que el propietario de un todoterreno no pudo reaccionar a tiempo a la inesperada maniobra de la mujer y colisionó contra el vehículo de la infractora.

"El Toyota Rav 4 (de la mujer) volcó como consecuencia del choque y el vehículo se empotró contra un puesto de la Policía de Tráfico. No hubo daños graves", indicó el portavoz.

El inspector Ígor Zagrebeniuk, testigo del accidente, señaló que se trata de "la típica conducción según el navegador".

"El navegador indica 'girar a la izquierda', y la señal de tráfico señala 'prohibido girar'. Evidentemente, el conductor sigue las instrucciones del navegador y gira", explicó Zagrebeniuk en declaraciones al canal de televisión Vesti-Moscú.

El inspector agregó que había parado a un conductor para comprobar su documentación, cuando vio como el Toyota se empotraba contra el puesto de control.

La infractora no se considera culpable de lo ocurrido, ya que giró siguiendo las instrucciones del navegador, por lo que afirma que la culpa es de los satélites espaciales.

"Él (el navegador) dio una instrucción, y yo la cumplí", dijo.

Según datos del Departamento de Tráfico, los accidentes "por culpa" del navegador son cada vez más frecuentes.

Las estadísticas indican que el 70 por ciento de los navegadores son adquiridos por mujeres o para ellas, agrega este organismo.

Los vendedores recomiendan actualizar el programa de navegador cada tres meses, aunque los expertos señalan que los problemas se deben no tanto a los mapas como al hecho de que cada día alguna calle cambia el sentido de la circulación por obras.

Por ello, los navegadores simplemente no pueden incluir todos los cambios en sus programas.

Por otra parte, el uso de un navegador no exime al conductor de la obligación de respetar las señales y reglas de tráfico, según la Policía.

No hay comentarios: